Ediciones Morata

Su cesta de la compra esta vacía

Emilio Lledó premio Antonio de Sancha 2014

Fecha de creación

10 de Diciembre de 2014

Ayer recibía el premio que cada año concede la Asociación de Editores de Madrid.

Un discurso que comienza con “somos lenguaje” sólo puede ser hablado, al natural, sin papel delante, y por su puesto su protagonista principal,  será la palabra.

Emilio Lledó reconoció el valor de la palabra, que, hasta que surgió la escritura, fue hablada. Citó aquel pasaje de Platón en el que el rey Thamos de Egipto hablaba de los riesgos que tenía ésta de convertir al pueblo en olvidadizo.

Elogió la lectura  y los libros que nos permiten dialogar con voces asentadas ya en las letras. Más tarde en su diálogo con Juan Cruz, contaba que vive entre sus libros. En su casa tiene una biblioteca de trabajo y cuando la mira, ve la historia de su vida. “A veces miro la pared de mis libros y me veo a mí”

Añadía, “mi biblioteca es mi compañía, me aburriría mucho si no los viera, si no los trabajara, si no los estudiara”. A él le gustan los libros, los que se pueden tocar,subrayar, “tengo una Crítica de la razón pura machacada”. El libro digital es otra cosa, recordó un chiste de El Roto, en el que un libro le dice a otro”antes nos quemaban, ahora nos digitalizan”, “no es lo mismo” le contesta el otro, “ya veremos”.

libros digitales El Roto

Cuando le preguntaron sobre cómo estimular la lectura en jóvenes universitarios, él contestó que por qué no empezar desde pequeños, cuanto antes mejor. Recordó a uno de sus maestros que en la escuela les animaba a leer El Quijote dos veces por semana para después escribir en sus cuadernos las sugerencias que esa lectura les había

inspirado.Éste es otro de los libros de su biblioteca que ha leído y releido y en el que, cada vez que lo abre, descubre cosas nuevas.

“La educación es un proceso de amor a las letras”, en ella la ilusión y el asombro juegan papeles fundamentales. Criticó una universidad centrada en elegir la carrera para encontrar trabajo en el futuro. Considerar la empresa como éste el objetivo de la educación, le parece una “lógica patológica”

Afirmaba que no hay sabiduría sin humildad  reconoció que el premio le había servido, entre otras cosas, para conocer mejor la figura de Antonio de Sancha, un editor de la Ilustración.

“Antonio de Sancha es un hombre ya mío, al que yo le pertenezco ya”

También te puede interesar:

Agregar comentario