Ediciones Morata

Su cesta de la compra esta vacía

Para las mujeres la adolescencia suponía renunciar a su desarrollo profesional y personal

Fecha de creación

07 de Marzo de 2012

Julia Varela en su libro Mujeres con voz propia, parte de las vidas de Carmen Baroja, Zenobia Camprubí y María Teresa León para analizar la realidad de las mujeres en España en la primera mitad del siglo XX. La autora se refiere a lo distinta que era la crisis de la adolescencia en hombres y mujeres. Para ellas la entrada en la edad adulta suponía aceptar su condición de mujeres y todas las limitaciones que ésta llevaba asociadas.

Se podría avanzar la hipótesis de que la crisis de la adolescencia afectaba sobre todo a las mujeres, pues el estatuto de minoría y subordinación se fraguaba especialmente en ese período, ya que
mientras para las chicas la adolescencia señalaba el final de su período de formación, lo que suponía comenzar su andadura en el mercado matrimonial, para los varones significaba el inicio de su socialización profesional. Para muchachas adolescentes, con un cierto nivel de instrucción, sensibles, inteligentes y soñadoras, aceptar la condición femenina suponía renunciar a su desarrollo profesional,
y, en buena medida, también personal. Se explica así la frecuencia con la que en esta época mujeres jóvenes de la burguesía eran llevadas al psiquiatra, al confesor, o a ambos a la vez, para que las ayudasen a superar un malestar de vivir que únicamente se podía curar si eran capaces de aceptar con resignación su condición femenina.

Agregar comentario