Ediciones Morata

Su cesta de la compra esta vacía

Marina Subirats cree que la educación continúa moldeada por principios androcéntricos

Fecha de creación

28 de Noviembre de 2012
Revista de los Trabajadores de la Enseñanza
Nº 336 Octubre de 2012

Así lo afirma en la entrevista que le realizó la revista T.E.  donde critica la segregación por sexo y advierte del peligro de que las reformas de la educación detengan los avances hacia la igualdad de las mujeres en la sociedad.

Éste es un pequeño resumen de la entrevista que pueden leer completa en este enlace: Entrevista a Marina Subirats (págs. 9-11).

¿Se podría retroceder en igualdad en la escuela pública? Marina Subirats confirma que existe ese peligro si se pretende volver a la segregación en la escuela pública con el pretexto de que se trata de una dimensión de libertad para las familias.

Se plantea la segregación por parte de los centros religiosos porque quieren detener los avances de las mujeres y volver a una sociedad patriarcal.
Los colegios religiosos suelen utilizar como argumento a favor de la segregación, los buenos resultados que tienen las alumnas que se forman por separado. Sin embargo éstas suelen venir de clases sociales acomodadas y de familias donde el nivel cultural es alto. Puede que su rendimiento tenga más que ver con la clase social que con el sexo.

"Una educación diferenciada sólo tiene sentido si se considera que las personas deben tener funciones distintas en la sociedad en función de su sexo. Si se considerara que cada persona puede ocupar cualquier posición ¿qué sentido tiene que se las eduque por separado?"

Afirma que la institución escolar haya pasado a ser mixta, ha disminuido la discriminación por sexo pero aún quedan muchos pasos para llegar hasta la igualdad de género: las mujeres está casi excluidas de los libros de texto.

Julia Varela afirma al final de su libro Mujeres con voz propia: Carmen Baroja, Zenobia Camprubí y María Teresa León: " Corresponde a las mujeres de nuestra generación retomar el testigo de esas esforzadas carreras por la autonomía y la libertad, y transmitir su recuerdo a los jóvenes de las nuevas generaciones, pues únicamente una sociedad que no ha renunciado a ejercitar la memoria puede comprenderse a si misma, e incorporar las experiencias del pasado a la tarea de construir una sociedad mas humana y solidaria."

Continúa Marina Subirats diciendo que a las mujeres se las oculta en un lenguaje masculino, a las niñas se les dedica menos tiempo pero casi nadie repara en esto en un mundo donde el androcentrismo es "lo normal". 
"Hay mucho que hacer para descubir el androcentrismo oculto en nuestros comportamientos, en nuestros hábitos, en nuestros curricula, y poco a poco ir sustituyéndolo por una cultura
que incluya y universalice la figura de las mujeres y los aspectos de la vida que tradicionalmente fueron considerados femeninos, como el cuidado, la atención a las otras personas, etc."

Cuando le preguntan sobre cómo luchar contar la imagen de la mujer que ofrece la publicidad comercial, tiene claro que se puede enseñar a niños y  niñas a criticar el sexismo de los medios de comunicación. Además ellos son capaces de detectar las barbaridades que contienen porque la publicidad refleja una situación socialmente ya superada.
 

En relación a los puestos de responsabilidad en la ciencia y en la educación desempeñados por mujeres, afirma que en su momento aumentaron mucho pero ahora parece que nos hemos estancado. Cree importante relanzar estos temas.

Sobre cómo afecta la crisis que estamos viviendo a las mujeres, dice que la sufren más pues son las personas más débiles quienes más sufren este tipo de situaciones .

Marina Subirats es autora del prólogo del libro Coeducando para una ciudadanía en igualdad de Madeleine Arnot

 
 

Agregar comentario