Ediciones Morata

Su cesta de la compra esta vacía

¿Basta de trabajo? Cuarta edad y jubilación: Un ejemplo de familia

Fecha de creación

11 de Julio de 2013

Antes de la publicación del libro de "El cielo puede esperar" viajé a Buenos Aires para participar en la Feria Internacional del Libro, allí tuve ocasión de conocer en persona a Marcelo R. Ceberio. Como no podía ser de otra manera, en nuestro encuentro hablamos del próximo nacimiento literario y de dónde le había surgido en el autor esta inquietud por la cuarta edad.

Alfredo me habló de su padre, Ernesto Rodríguez Araujo a quien entre otros, dedica este libro. Me decía cómo estaba feliz porque a pesar de tener ya 86 años continuaba activo y disfrutando de cada día de su vida. Incluso ¡acababa de participar como actor en un anuncio! Marcelo cuenta en el libro que entre las muchas ocupaciones que tuvo su padre fue la de actor. 

En El cielo puede esperar, Marcelo recoge la importancia de que los mayores participen de manera activa en la sociedad, el hecho de tenerles en cuenta y no tratarles como niños sino como adultos que además tienen todavía mucho que enseñarnos. Claramente, su padre ha sido una referencia en este sentido para él. Por este motivo, le pedí permiso para compartir el vídeo del anuncio en el que ha participado y que podés ver en el siguiente enlace.

La úlitma vez que hablamos, Marcelo me decía que ahora la gente para a su padre por la calle y le saluda ¡se ha convertido en toda una estrella!

Personal - Embarazada

Puedes leer aquí un extracto del capítulo dedicado a la Cuarta edad y jubilación.

"A la vejez aprendí que si esperas la jubilación para decir “ahora voy a disfrutar la vida”, has esperado demasiado tiempo.
Anónimo

(...)

No se trata, entonces, de entender la vejez como un hecho biológico, como generalmente se le adjudica y describe, sino como un entramado familiar que
margina y descalifica de manera paulatina al geronte, o un problema de la sociedad que no sabe claramente integrar al anciano en la vida social, o un problema
de la salud pública de la que le toca a los gobiernos organizar la atención médica, o todos estos estamentos que en sinergia muestran qué es lo que sucede
con el tema de la cuarta edad. Sin duda, el problema de la vejez es un tema de carácter social y como tal debe ser encarado. Corresponde, pues, no tanto al
personal de salud pública como sí a la sociedad y al Estado propiciar los mecanismos que brinden seguridad social a los ancianos y les permitan que la etapa
final de la existencia transcurra en el bienestar, viviendo la vida de manera útil,placentera y gratificante".

También te puede interesar:

Leer un fragmento de El cielo puede esperar

Entrevista a Marcelo R. Ceberio

Agregar comentario